La emoción adecuada

Tu realidad no depende de los hechos, tu éxito tampoco

Actualizado el 21 de enero del 2021
Tiempo de Lectura: 4.39 mins.

Seas emprendedor, profesional, estudiante, artista o empleado;  seas rico o pobre; sea en tu trabajo, casa, familia o en el escenario, te propongo que hagas un cambio radical:

Que toda tu atención y acciones se enfoquen en una sola cosa: El estado mental / emocional que generas.

Enfocamos casi todo lo que tenemos en logros, relaciones, inversiones y beneficios; casi nunca hablamos del costo: mucha angustia.

Angustia por lo que no tenemos, lo que nos falta y lo que nos cuesta; y no se si has notado que ésto no parece que vaya a cambiar, sino para acentuarse.

Hemos estado viviendo en loops tóxicos y desgastantes.

¿Loop?

Un loop o círculo vicioso es repetir las mismas conductas, obtener siempre los mismos resultados, pagarlo con angustia  y no hacer nada importante para cambiarlo (por comodidad, miedo o pereza).

Trabajo mucho > Me siento cansado > necesito vacaciones > Para tener vacaciones debo tener dinero > Para tener más dinero debo trabajar más > Repeat.

Los loops están hechos de costumbres, creencias y bloqueos inconscientes; pero por sobre todo son estados intelecto / emocionales (con radical importancia en lo emocional) .

He estado en loops por años y sé que para salir de ellos debo concentrarme en el estado que lo origina, no en sus resultados

¿Cómo salir de un loop? dinamita tus creencias

Si ya tienes años en un ciclo que te paraliza y me estás leyendo, es señal de que estás preparado para darle una ronda de TNT a tu realidad.

Digo TNT y no C4 porque no se trata de borrarlo todo y volver a nacer sino de deconstruir tu noción de lo que es real... para volver a construir una más evolucionada!

Tienes el derecho y el deber de evolucionar a una personalidad nueva: más inteligente, económica, ecológica y eficiente. 

El primer paso es replantear / poner en duda  / re analizar tu noción de quién eres, qué te define y lo que no:

  • Soy una persona responsable / tengo que velar por el bienestar de (...)
  • Soy constante y coherente
  • Soy un profesional
  • Tengo los pies en la tierra / No estoy loco
  • Mientras mas trabaje, mas dinero tendré
  • Mientras mas dinero tenga más feliz seré
  • Tengo que trabajar para poder pagar las cuentas
  • Etc

Tus creencias más antiguas están sostenidas por sentimientos incómodos, no resueltos o negativos, ejemplo:

  • Culpa
  • Sentimiento de insuficiencia
  • Vergüenza
  • Envidia
  • Compensación
  • Miedo (a morir, a perder, a no ser querido, a estar solo, a enfermarte, a no tener descendencia, etc)

Los resultados dependen de hábitos que dependen de creencias, que dependen de emociones.

Somos MUY buenos poniéndonos trampas, cayendo en ellas y no saliendo.

¿Por qué nos cuesta salir?

Porque somos adictos.

A qué? a las emociones.

Todos lo somos.

Desde los hobbies hasta nuestro trabajo, incluso las personas más racionales vivimos avocados a las emociones que generamos, solo que no lo sabemos.

A nivel emocional muchos seguimos siendo niños: solemos recurrir a mecanismos primitivos e infantiles para generarlas y mantenerlas.

Luego de adultos, lo llamamos "estilo de vida", más nada.

Y que tal si comenzamos a hacernos responsables de esos mecanismos, los pulimos y actualizamos?

Tu realidad no está en los hechos

Como muchos, pasé años intentando hacerme un maestro del mundo formándome e informándome sobre todo lo relevante

Pretendí que mi conocimiento sobre el mundo me ayudaría a tomar mejores decisiones, pretendí proyectar una imagen de sensatez y cordura.

Luego de pasar 2 décadas trabajando más de 15 horas al día, asustado por las deudas, angustiado por lo oneroso, envidioso de los exitosos...

... de sentirme totalmente miserable a pesar de estar cómodo económicamente...

... d  e haberme sentido pleno y abundante aún con la cuenta casi vacía...

... De sentir una profunda satisfacción al escuchar  el agradecimiento de un único asistente a una charla a la que se suponía fueran cientos de personas...

Entendí que la realidad de cada quién no está basada en los hechos sino en su significado y conexiones emocionales.

La emoción adecuada

El destino es darte cuenta de que lo que importa es el camino.

Todo el que ha llegado a su destino lo sabe: pasaste e invertiste el 99% del tiempo y recursos en lograr eso que querías lograr y apenas lo logras... quieres más.

Tus expectativas sobre el éxito son mucho más grandes que el beneficio que obtendrás de él.

Al final, tu vida habrá estado hecha, no de los logros sino de los procesos, experiencias y aprendizajes por los que pasaste para llegar a ellos... y las emociones involucradas (las tuyas y las que diste a los demás).

El logro es el haber caminado el camino. El éxito es una consecuencia, no un fin.

Al final de tu vida la gente te recordará por cómo les hiciste sentir.

El éxito no tiene que ver con lo que hago o dejo de hacer sino con el set emocional que predomina en mi.

Ahora, aunque tenga cientos de artículos por escribir, miles de horas de video que editar, charlas por dar, dinero que acumular, etc, me concentro únicamente en generar la emoción adecuada... en cada momento.

Piensa ¿qué estados mentales / emocionales predominan en tu vida?

Creado por: Rafael Juárez: Coach Ikigai , Psicólogo & Blogger