Una web comercial que funciona

Vivo exclusivamente de mi página web desde el 2000 y tengo certezas que pueden ahorrarte mucho tiempo y trabajo

Actualizado el 20 de septiembre del 2020
Tiempo de Lectura: 5:26 mins.

Desde 1996 he vivido haciendo páginas web. En el 2000 conocí el SEO y me funcionó; muchas horas de café, chat, golosinas y experimentos, no existía el término Black Hat.

Pensé que era suerte cuando comenzaron a llegar las primeras solicitudes  y dije: bueno, cuando ya dejen de llegar haré publicidad.

Y nunca dejaron de llegar.

Me armé una vida entera alimentada por el SEO: el flujo de clientes me impulsó a crear herramientas para lidiar con el volumen de solicitudes y clientes: desde un cms propio hasta un sistema para generar presupuestos, contratos y facturas

En este negocio la experiencia no viene con musiquita:

  • La necesidad de rankear en Google me llevó a poner ciertos nombres y descripciones a mis servicios
  • Gracias los malos entendidos luego de iniciar el proyecto, tuve que agregar qué incluían y que NO incluían
  • Gracias a reclamos de clientes ofendidos aprendí a generar unas condiciones de servicio sólidas
  • Luego de decenas de solicitudes del estilo "muéstrame garantías de que tu trabajo funciona" fue que comprendí la importancia de los testimonios, el portafolio y los casos de éxito y les di la importancia que realmente ameritaban
  • Luego de décadas llorando por los segundos  50% generé un método de cobro mucho más efectivo.

Y TODO está en mi página web; ésta ha sido el centro de TODA mi presencia y operaciones online; con esa base te puedo contar qué características tiene

Una web comercial que funciona

En una página web se unen contenido y  funcionalidad, he aquí lo complejo de su desarrollo, pues la mayoría de las cosas que funcionan son una mezcla de distintas disciplinas que solían ser estudiadas por separado:

  1. Marketing para comprender al cliente y saber cómo conectar con el
  2. Copyright o redacción creativa para transmitir el mensaje
  3. Diseño para ponerlo todo de la forma más efectiva posible
  4. Programación para crear interacciones más profundas y efectivas
  5. Administración de sistemas para optimizar la operación a nivel de hardware y sistema operativo

En el 2020 ya no separamos una cosa de la otra, hablamos de un newsletter o de una pasarela de pago como si fuera algo fácil, pero tu sabes que no lo es.

Pretendo ayudarte a desarrollar un sentido global / gerencial de hacia dónde llevar tu proyecto y decidir en qué invertir y en qué no.

Objetivos que definen la estructura

En marketing, definir un objetivo se trata de operacionalizar (convertir en acciones concretas).

Tu objetivo estará definido por interacciones de variables relacionadas a:

  1. Tu audiencia y sus intereses 
  2. Los servicios o productos que comercializas 
  3. El embudo de ventas o camino del cliente (El que sigue desde que entra en tu web hasta que compra).
  4. Todo lo que sirva para potenciar el camino del cliente 
  5. Qué hacer cuando las cosas salen mal

Además de tenerlos claros debes aprender a llevar a tu visitante a esos objetivos sin ser obvio o vulgar.

Entre texto y gráfico,  tu web deberá mostrar su mejor versión del balance entre "mira que cool soy" y "ey, quiero que hagas algo"

NO te estás mostrando, no es un concurso de talento, no es un empleador sino un cliente potencial el que va a visitar tu web.

No estás haciendo una tarjeta de presentación sino un recorrido tipo parque de diversiones que termina en la acción que deseas

No subestimes ésto, la mayoría de las empresas y profesionales se quedan en el "mira que cool soy" y no generan ese recorrido.

Ejemplos

Que aquellos que buscan servicios coherentes con los que presto, accedan a mi  web, los consigan, los lean y me contacten, o llenen un formulario de solicitud, o me llamen.

Que los visitantes a mi web se interesen por mi contenido y se suscriban a mi newsletter.

Que accedan a mi catálogo de productos y compren.

El Embudo de ventas o camino del cliente

El trabajo más complicado de todos es crear un "camino" que tus visitantes habrían de seguir hasta llegar al momento en el  que realizan la compra o contratan tu servicio, y todo lo que ocurre luego hasta que la relación se extingue.

Tu web debe ser tu navaja suiza de ventas y no solo una "tarjeta de presentación".

El camino puede distinguirse en dos fases : Pre y Post Venta, conoce el viaje y piensa cómo se relaciona cada paso con  qué sección de tu web:

Pre Venta

  1. El visitante conoce tu marca en tu Home Page, tiene la primera impresión de qué va tu propuesta
  2. Si queda enganchado, debería leer sobre cómo conectas sus necesidades con tus soluciones en la sección "acerca de"
  3. Si queda interesado, accede a la sección de servicios o productos 
  4. Quizás le provoque entender cómo éstos  han sido aplicados en el mundo real en tu  sección de portafolio o casos de éxito
  5. Va a tu sección de contacto, planteando dudas o iniciando la negociación
  6. Le ayudas con sus preguntas, puede que sean FAQ (frecuentes), sobre tus condiciones de servicio o sobre temas más complejos (Blog)
  7. Realiza la contratación
  8. Ofreces el Servicio
  9. Se efectúa el pago

Post Venta

  1. Durante el servicio: Le diriges a secciones utilitarias de tu web (FAQ, Blog, Carga de insumos, Etc.)
  2. Al finalizar el servicio, ofreces canales para feedback o para realizar solicitudes de servicio post venta 
  3. Quizás puedas llevarlo para que se suscriba a un Newsletter donde podría ir recibiendo noticias sobre tu gestión y poder reciclar la relación de servicio

Ésto es un  ejemplo  de un camino de ventas,  tu puedes construir el tuyo propio e irlo probando.

El Pago

Asegúrate de dar todo de ti para hacer el proceso de pago lo más expedito, fácil y claro posible.

Algunos clientes aceptan el pago de tus servicios vía pasarela de pagos online o realizar transferencias; todos agradecerán que la información más clara posible acerca de tus métodos de pago.

Clientes corporativos podrían requerir una serie de documentos para inscribirte como proveedor (certificados tributarios, legales o bancarios, etc), es muy útil tenerlos cargados en una sección privada, específica para ello.

Tus servicios (oferta comercial)

Este apartado amerita un artículo aparte, Lee la oferta comercial de calidad.

Las redes sociales

Los clientes verifican tus redes sociales antes de contratarte; esperan un acercamiento lo más cercano posible a lo que sería la experiencia de trabajar contigo. 

Si vas a colocar enlaces RRSS en tu web, asegúrate de proveer ese acercamiento de una forma coherente con lo que has logrado en tu web. 

Busca la coherencia de tu marca en todos tus canales.

Usa todos los elementos posibles para que la experiencia del cliente con tu marca sea fresca, inteligente y concreta.

Emocionaligencia: La inteligencia emocional de Rafael Juárez, Coach Ikigai & Psicólogo Online